7 signos de que estás pasando por una fase de negación acerca de comer animales

Sarah Von Alt|
25 mayo 2017
1. Crees que a los animales explotados para obtener carne los tratan bien.
La gran mayoría de las gallinas, los cerdos, las vacas y otros animales explotados como alimento es sometida a confinamiento extremo, mutilaciones sin analgésicos y una muerte despiadada. Su corta vida está rodeada de miseria y privaciones.
2. Crees que comer carne es necesario.
Nadie necesita comer productos de origen animal para sobrevivir. De hecho, dejar de consumirlos trae enormes beneficios para nuestra salud y el ambiente. En este momento millones de personas están haciendo la transición a una alimentación compasiva a base de plantas.
3. Crees que comer carne es “natural”.
No tenemos las garras ni los dientes necesarios para atrapar a las presas. Tampoco tenemos un tracto digestivo diseñado para absorber óptimamente los nutrientes y descartar las toxinas de la carne animal. Por el contrario, nuestra fisiología se ajusta mejor al consumo de plantas. Además, varios estudios han señalado claramente las ventajas para la salud de una alimentación a base de vegetales.
4. Crees que puedes amar a los animales y comerlos.
Si creemos que es malo lastimar a los animales, debemos aceptar que no hay ninguna manera humanitaria de asesinarlos cuando no quieren morir.
5. Crees que las plantas también tienen sentimientos.
¿En serio? Las plantas no tienen cerebro ni sistema nervioso central, lo que significa que no pueden sentir nada. Se necesitan 8 kilos de granos para producir sólo una libra de carne. Así que, si realmente te preocupan las plantas, debes evitar la carne de todos modos.

6. Sólo compro carne producida con “métodos humanitarios”. 

Todos los animales explotados para obtener carne enfrentarán la misma muerte violenta e innecesaria. Puedes ver etiquetas que dicen “sin jaulas”, “de libre pastoreo” o cualquier otra denominación ??humanitaria?? en la carne, los productos lácteos y los huevos, pero, por desgracia, estas etiquetas no reflejan la realidad del sufrimiento de los animales.

7. Nunca le harías daño a tu perro.
Para muchos de nosotros, los perros y gatos con quienes vivimos son miembros de la familia, y asegurarnos de que sean felices es una prioridad. En sus rasgos más importantes, los animales de granja y nuestros perros y gatos son iguales: todos ellos tienen una personalidad singular y son capaces de experimentar alegría y sentir dolor.
¿Quieres hacer la transición a una alimentación sin crueldad? Haz clic aquí para descubrir deliciosas recetas veganas y prácticos consejos para dejar a los animales fuera de tu plato.
Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!

Comparte tu historia

Completa el formulario

¡Gracias por compartir tu historia!

Nombre(s)

Formato no válido

Apellido(s)

Formato no válido

Ocupación

Formato no válido

Fotografía

(image only: JPG or PNG, less than 300KB)

Formato no válido

País

Formato no válido

Historia

Formato no válido


Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!