¿Qué hago si me atacan por ser vegano?

Roberto Martinez|
4 octubre 2018

Si eres vegano o estás en camino a serlo, es muy probable que la mayoría de tus familiares y amigos no tengan ningún inconveniente con la alimentación que has adoptado, pero en algún momento, alguien podría hacerte un comentario agresivo, en persona o en internet. Al principio, esto te puede resultar abrumador, pero al reflexionar un poco, es fácil darse cuenta de cuál es realmente el problema y saber qué hacer al respecto.

Ignorancia

Muchas personas tratarán de criticar la alimentación que has elegido porque sencillamente están mal informados. Escucharás argumentos como “las plantas también sienten”, “solo puedes conseguir proteina de calidad si comes animales”, “la agricultura es la principal causa de contaminación del planeta”, “los animales no saben que están vivos y no sienten” y “las vacas necesitan ser ordeñadas o explotarían”, entre otras.   

En estos casos, es necesario averiguar si la persona realmente cree que lo que dice es verdad y recordar que en algún momento tú también mantuviste creencias erróneas. De manera respetuosa y paciente, trata de compartirles información verídica, proveniente de fuentes confiables. El veganismo es la solución a problemas ambientales, económicos, de salud, de derechos humanos y de crueldad en contra de los animales. Si las personas tienen disposición para aprender, al conocer esta información, dejarán de preguntarse por qué eres vegano para cuestionarse por qué ellos mismos no lo son.
Si decides entablar un debate con una persona que sostiene estas creencias erróneas pero notas que realmente no tiene intención de escuchar y lo único que quiere hacer es criticar el veganismo, es mejor que termines la conversación.

Disonancia cognitiva

La disonancia cognitiva se refiere al conflicto interno que ocurre cuando las acciones de una persona no se alinean con sus pensamientos. La mayoría de los seres humanos poseen la empatía y capacidad de razonamiento necesarias para rechazar la crueldad en contra de los animales, muchos de ellos probablemente ya mantienen estrechos lazos afectivos con perros y gatos y se opondrían al abuso que padecen estas especies.  

En un esfuerzo por aliviar esta disonancia cognitiva, suele ser más fácil tratar de cambiar la forma de ver una situación que la forma de actuar. Cuando se trata del veganismo, muchas personas tratan de emplear cualquier táctica para señalar fallas en él, a fin de justificar su consumo de carne. Es común que quienes recurren a eso sean agresivos y acusen a los veganos de considerarse superiores a los demás, ya que, posiblemente, experimenten algún tipo de sentimiento de culpa.

Si alguien reacciona así contigo, es importante reconocer que no es un ataque personal, sino un conflicto interno que esa persona está viviendo. No te enganches, sigue compartiendo información sobre la explotación a la que millones de animales son sometidos y los beneficios ligados a una alimentación a base de plantas. Cuando esa persona esté lista para cambiar, sabrán que pueden acercarse a ti.

Poca empatía

Hay personas que son groseras solo por molestar, como quienes responden con imágenes de tocino en tus publicaciones de Facebook o aquellos que dicen cosas como “bueno, yo me comeré a todos los animales que tú no te comas”. Si conoces a alguien así, lo mejor es simplemente ignorarlos y considerar si es conveniente eliminar a esos contactos de tus redes y círculos sociales. No es necesario rodearse únicamente de aquellos que comparten tus mismos ideales, pero es esencial que exista respeto entre todos.

Si adoptaste el veganismo recientemente y te gustaría recibir más información al respecto, puedes descargar el libro “Mamá, papá, soy vegano” de forma gratuita. También puedes hacer cualquier pregunta por correo a eligeveg@mercyforanimals.org o mensaje vía WhatsApp al +521 (81) 25 91 29 86.

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!

Comparte tu historia

Completa el formulario

¡Gracias por compartir tu historia!

Nombre(s)

Formato no válido

Apellido(s)

Formato no válido

Ocupación

Formato no válido

Fotografía

(image only: JPG or PNG, less than 300KB)

Formato no válido

País

Formato no válido

Historia

Formato no válido


Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!