“La idea es causar el menor daño posible” —Stephania Sanquiz

Magnolia Martínez-Peña|
26 noviembre 2018
“La idea es causar el menor daño posible” —Stephania Sanquiz

Hace unos días conversamos con la versátil y talentosa artista venezolana Stephania Sanquiz y esto fue lo que nos contó de su experiencia como vegana.

Stephania Sanquiz

¿Cuándo y por qué te hiciste vegana?

¡Soy vegana desde hace 12 años! Dejé la carne de un día para otro y nunca más la volví a probar o desear. Todo comenzó cuando estaba practicando yoga, lo cual hago a diario. Leí muchos libros de Bhakti yoga, vi los horribles y desgarradores videos de cómo matan y cortan el cuerpo de las vacas, los cerdos y las gallinas, cuando aún están conscientes, y también vi los videos de los laboratorios donde las marcas más famosas de maquillaje hacen las pruebas en animales lindos y vulnerables, y los torturan cruelmente. Cuando vi el sufrimiento de los animales quedé en shock y me dolió tanto que me di cuenta de lo egoístas que podemos llegar a ser los seres humanos y del infierno que creamos solo por satisfacer nuestro paladar, la moda o un estilo de vida que destruye el ambiente. Entonces me dije a mí misma “¿por qué no vi esto antes?” ¿Dónde estaba que no tuve esta compasión antes en mi vida? ¡Dios! ¡Gracias por abrir mis ojos!

¿Cómo reaccionaron tus amigos y familiares ante este cambio en tu estilo de vida?

Después de la clase de yoga, llegué a la casa y boté a la basura toda la carne que tenía en el congelador. Recuerdo que mis compañeros de casa me decían “¿qué haces? ¿Te volviste loca?” Mucha gente me criticó, me llamaron “extremista” y “fanática”. Al comienzo no sabía qué comer, entonces la primera semana comí puras frutas con yogur vegano y granola. Después comencé a hacer mis primeras sopas de lentejas y garbanzos y pronto me di cuenta de que es mucho más fácil, rápido y placentero cocinar platillos veganos. Y cuando me dicen que los vegetales estuvieron vivos alguna vez y que al comerlos los “estoy matando” les contesto que los vegetales no sienten como los animales y que la idea es causar el menor daño posible.

Seguí mi proceso sin que me importara lo que la gente me dijera y me sentí feliz, conectada con mi esencia y ¡de vuelta al amor y la compasión! En ese momento estaba viviendo en Caracas, la capital de Venezuela, y mi familia no sabía muy bien cuál era el cambio que había hecho. Sin embargo, cuando fui un fin de semana a mi pueblo, Coro, a seis horas de la capital, les expliqué a mi mamá y mi hermana todo lo que había aprendido. Ellas también decidieron darle paso a la compasión y dejaron la carne, el huevo, el pollo y el pescado instantáneamente. Fui muy bendecida de haber tenido el apoyo de mi familia.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que tomaste esta decisión?

Desde ese día nunca más probé carne ni nada que estuviera impregnado con el dolor y el sufrimiento de un animal. Agradezco todos los días al universo por darme ese conocimiento y poder compartirlo con otras personas. Mi vida cambió y descubrí también un propósito más elevado, el servicio a otros.

¿Cuáles son tus platillos veganos preferidos?

¡Tengo muchos que me encantan! Por ejemplo, pimentones rojos crujientes rellenos de carne de soya a la marinara y gratinados con queso vegano rayado, al horno. O el espagueti con pollo vegano a base de soya y salsa arrabiata. También la sopa de lentejas con papas mixtas, apio, cilantro, ajo, cebolla y bastante caldito, con especias de la India. Las lentejas las como con arroz basmati o jazmín al dente y con jalapeños. Me encanta el pad thai con pollo vegano crujiente de soya. Y no puedo resistir los repollitos de Bruselas al horno con plátano frito. ¡Ay, frito! Lo hago esporádicamente, ¡es delicioso! Lo frito con aceite de almendra o coco. Por último, el te chai. ¡Tengo una receta personal! Puedo hablar horas sobre los beneficios del chai y todas las recetas que aprendí en la India.

Stephania Sanquiz

¿Qué les dirías a las personas que están haciendo la transición a una alimentación sin crueldad, a base de plantas?

Les diría que no se detengan por comentarios negativos y que compartan su experiencia con otros que pueden estar necesitando hacer un cambio significativo. Esto los hará más felices y les dará un propósito más en la vida. También les dará más seguridad al momento de explicar por qué son veganos. El veganismo no tiene que ver con una religión, es una forma de vida compasiva. Les recomiendo que se informen sobre nutrición y recetas veganas, y que tomen zumos verdes en las mañanas. ¡Son muy saludables! Por último, si pueden ser voluntarios y preparar platillos veganos para algún grupo que lo necesite, ¡sería estupendo!

¿Hay algo que quieras agregar?

Además de adoptar una alimentación vegana, hay muchos otros cambios que podemos hacer y que son urgentes y necesarios para proteger el planeta, por ejemplo, reciclar y reutilizar todo lo que podamos, hacer composta y evitar el plástico. Además, les recomiendo meditar. Y, para quienes disfruten la cocina, les sugiero que bailen mientras preparan sus alimentos, ¡esto los hará más felices!

Muchas gracias a Stephania por tomarse el tiempo para platicar con MFA sobre el veganismo. Si quieres saber más sobre este estilo de vida y aprender a preparar deliciosas recetas sin crueldad, suscríbete a nuestra Guía y forma parte de la comunidad EligeVeg en Facebook.

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!

Comparte tu historia

Completa el formulario

¡Gracias por compartir tu historia!

Nombre(s)

Formato no válido

Apellido(s)

Formato no válido

Ocupación

Formato no válido

Fotografía

(image only: JPG or PNG, less than 300KB)

Formato no válido

País

Formato no válido

Historia

Formato no válido


Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!