¡Prepara dos tipos de yogur vegano con solo dos ingredientes!

Roberto Martinez|
27 noviembre 2018

Como lo hemos mencionado en muchos blogs en los que te enseñamos a preparar platillos deliciosos como pizzas, hamburguesas y golosinas, ser vegano no es sinónimo de dejar de disfrutar los sabores que conoces y te gustan. En esta ocasión, queremos mostrarte dos maneras de preparar un delicioso y cremoso yogurt, 100% a base de plantas y con solo dos ingredientes que son muy fáciles de conseguir. Suena demasiado bueno para ser verdad, ¿no?

Estas recetas son excelentes para servirlo sobre fruta, acompañarse con cereal o comerlo por sí solo. Uno está hecho a base de leche de coco y el otro de soya, pero ambos tienen el sabor agrio que caracteriza a yogur. Al elaborarlo, es importante que utilices cucharas de madera o plástico, ya que los probióticos son parte de estas recetas y los utensilios de metal pueden causar reacciones negativas.

Yogur vegano con leche de soya

Ingredientes: leche de soya, agua fermentada a base de legumbres germinadas.

Para elaborar este yogur, puedes utilizar una leche de soya casera o comprada en el supermercado. Vierte los ingredientes en un contenedor de cristal sellable. Como regla, por cada litro de leche de soya, agrega dos cucharadas del agua fermentada. Mezcla los ingredientes de forma envolvente, sella el contenedor y deja reposar a temperatura ambiente de uno a tres días hasta que la leche espese.

Yogur vegano con leche de coco

Ingredientes: leche de coco enlatada entera (con grasa), probióticos veganos de 50 o 10 billones en cápsulas.

Para esta receta, es importante que utilices leche de coco que conserve su grasa natural, por lo general, esta no será completamente líquida ya que tiene algunos trozos de la “grasa”. Vierte el contenido de la lata en un recipiente de cristal, abre dos cápsulas y vierte los probióticos en el recipiente. Mezcla los ingredientes de forma envolvente y asegúrate de esparcir un poco de probióticos en las orillas del recipiente. Cubre el contenedor con estopilla (utiliza una banda elástica para fijarla) y deja reposar de uno a dos días.

Si quieres hacer más espeso cualquiera de estos dos yogures, refrigéralos por unas cuantas horas. Puedes darle otros sabores con mieles vegetales, vainilla, limón o frutillas.

¿Quieres más recetas? Descarga gratis la Guía vegetariana para principiantes y conoce nuestra recomendación de platillos.

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Obtén tu Guía vegetariana para principiantes

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Invalid field format

Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!

Comparte tu historia

Completa el formulario

¡Gracias por compartir tu historia!

Nombre(s)

Formato no válido

Apellido(s)

Formato no válido

Ocupación

Formato no válido

Fotografía

(image only: JPG or PNG, less than 300KB)

Formato no válido

País

Formato no válido

Historia

Formato no válido


Al ingresar tus datos, recibirás información, consejos ¡y mucho más!